Valparaíso - (56) 32 2231080 - (56) 32 2256926 Santiago: (56) 2 24896000 - (56) 24896009 info@mbcia.cl

El abogado Juan Carlos Manríquez, expresidente del Colegio de Abogados de Valparaíso, Master of Laws por California Western School of Law, San Diego, USA (2016), con especialidad en Litigación Oral (Trial) y premiado con el Global Law Experts 2017 en la categoría Economic Crime Law Firm of the Year en Chile, es referente en la región.

Defendió al exalcalde Jorge Castro de la acusación por notable abandono de deberes que finalmente no prosperó; está siendo querellante en la causa contra el expresidente de la Bolsa de Valparaíso Carlos Marín Orrego, defiende en la Corte Suprema a la exconcejal Cynthia Marín, y es asesor del Senado en materias controvertidas, entre muchas otras.

Y hoy, cuando las aguas en el Poder Judicial y en el Ministerio Público están agitadas, Manríquez da su punto de vista sobre cómo afecta esta crisis al ejercicio del Derecho, de algunas de sus causas actuales, del caso del profesor Nibaldo Villegas y de qué pasó con la contestación de la defensa de Virginia Reginato en el caso de acusación por notable abandono de deberes que perdió su primera batalla.

UNA OPORTUNIDAD

– ¿Cuál es su opinión de la crisis que vive el Poder Judicial?

– Es una oportunidad para que el Poder Judicial se fortalezca, crezca y sume prestigio. Es un proceso bastante doloroso para el Poder Judicial, por lo que se ha visto; pero sin tener más detalles que los de público conocimiento, pienso que todos debemos instar por una Magistratura respetada y sólida, y porque los procedimientos pendientes en Rancagua se desarrollen y terminen de la mejor forma, con independencia y rapidez, por el bien de Chile y de todas aquellas personas que día a día van a tribunales buscando una justicia pronta y honesta.

– ¿Cree que dichas investigaciones e imputaciones contra jueces impacte negativamente en la credibilidad hacia ellos en otras regiones? ¿En la nuestra, por ejemplo?

– Espero sinceramente que no. Carezco de toda información sobre algo similar en la zona.

– El caso de Cynthia Marín está en estudio en la Corte Suprema. Usted presentó un recurso de queja contra la evaluación de los jueces. ¿Es esa una crítica relacionada a la credibilidad de los jueces?

– Ninguna relación hay entre esa queja y estos hechos. La queja que usted refiere dice relación con una cuestión relativa a una disputa netamente jurídica acerca del límite del recurso de nulidad y hasta donde se puede llegar al resolverlo.

– ¿De qué forma afecta a la abogacía el cuestionamiento tanto al Poder Judicial como al Ministerio Público?

– El Poder Judicial merece el mayor respeto de todos quienes acudimos a los jueces para resolver civilizadamente nuestros conflictos, y por eso la dignidad de los magistrados es tan importante. Son uno de los pilares de la vida en democracia. Si al Poder Judicial se le trata de corromper es el litigante honesto y la gente más sencilla la que termina sufriendo, porque si falla la imparcialidad, no hay justicia. El Ministerio Público no ha terminado de asentarse en la cultura nacional, en general ahí trabajan muchas mujeres y hombres esforzados, bien intencionadas, pero ha habido errores serios de timing y de falta de adelantarse a los conflictos que podrían haber sido previsibles. A casi 20 años de la reforma procesal penal, es necesario entrar a hacerle ajustes muy serios y con altura de miras, mediante una bien pensada tarea legislativa.

– ¿Qué espera de la sentencia contra Cynthia Marín?

– Espero justicia y el estricto apego a las leyes vigentes. Esa persona no merece la condena desproporcionada que recibió, sentencia que además carece de fundamento serio.

PENA JUSTA

– Usted es querellante en la causa contra Carlos Marín Orrego, que está pronta a llegar a un juicio oral. ¿Cree que se pueda reparar a las víctimas a esta altura?

– Eso esperamos, reparación, pena justa y no repetición de ese tipo de engaños, que son tan dañinos para gente en el otoño de sus vidas.

– Con los bienes y patrimonio comprometido con bancos y otros cedidos o vendidos, además de devaluados, ¿cuánto cree que puedan alcanzar a recuperar?

– Aún no lo sabemos. Esperamos un rol más decidido de parte de la defensa del señor Marín, más allá de las intenciones, la fiscalía debe darle su mejor esfuerzo a las víctimas. En el actual estado de cosas las víctimas no soportarían un nuevo desamparo o que se actúe con lenidad.

– Por estos días se está realizando el juicio oral contra los dos imputados por la muerte y descuartizamiento del profesor Nibaldo Villegas y las contradicciones tanto de los testimonios entre los dos imputados como entre los de ellos y los peritos son grandes. ¿Qué nivel de complejidad tiene este caso?

– Es un caso complejo e impactante. Entremezcla lo más nuevo de las ciencias forenses, la investigación criminalística, las estrategias de litigación y las variables acerca del móvil y la motivación de los acusados del asesinato. Ese panel de jueces orales, sin embargo, tiene mucha experiencia y conocimiento y sabrá resolver bien todos los puntos en conflicto.

– Hay varios canales de televisión, que han transmitido en vivo las audiencias. ¿Cree que es sano que los matinales transmitan juicios de este interés público en directo, considerando que en este caso se trata de un descuartizamiento cuyos detalles podrían considerarse ofensivos para la familia?

– Hay reglas para evitar eso, y si las partes o la fiscalía estuvieron de acuerdo en la publicidad a terceros y el tribunal lo admitió, ya no hay nada más que hacer. La eventual truculencia en la edición de esos contenidos queda sujeta a la ley del ejercicio del periodismo y al Consejo de Ética de los Medios.

– En su testimonio de la semana pasada, Francisco Silva acusó a su abogado anterior de decirle que se «hiciera el esquizofrénico», razón por la cual él tambaleaba en una de las primeras audiencias. ¿Hay algún tipo de sanción por esto, o es parte de las estrategias válidas de la defensa?

– De ser cierto eso que dice el acusado, no es una práctica recomendable, ni eficiente, porque muy rápido la treta quedará al descubierto dañando toda credibilidad para otras líneas de defensa que pudieran ser reales.

– Aunque se está buscando una pena por parricidio contra Johanna Hernández y 20 años para Francisco Silva, el abogado querellante de la familia pide para Silva una pena similar a la de Johanna acusando que él también cometió parricidio al saber el vínculo de su pareja y supuesta cómplice con Nibaldo, y los beneficios que la muerte de éste traería para ambos. Habla de la teoría de la comunicabilidad para explicar esto. ¿Es factible aplicar esta teoría a este caso? Argumenta que hay antecedentes en un fallo de la Corte Suprema de 2015 donde se condenó por fraude al Fisco a personas que no eran funcionarios públicos justamente en base a esta teoría.

– Es un debate antiguo, aunque su mayor auge fue hasta antes de 1970, en que el Parricidio tenía pena única de muerte. En esa época se debatía si el vínculo de parentesco o matrimonio (o convivencia hoy) era comunicable al «extra neus» , al partícipe que no lo tenía, pues de ser así ambos cometen un mismo delito , con las mismas penas. Pero también se ha argumentado lo contrario: la incomunicabilidad del vínculo y la divisibilidad del título de imputación penal. De seguirse el segundo camino, la mujer podría cometer Parricidio y el partícipe homicidio calificado. Ambas eventuales penas podrían llegar al presidio perpetuo.

CASO ALCALDES

– Usted defendió al exalcalde Jorge Castro cuando fue acusado de notable abandono de deberes. Hoy la alcaldesa Reginato enfrenta ese proceso y el TER rechazó los argumentos de forma que presentó su defensa en la contestación a la acusación. ¿Entrar a defender por la forma y no por el fondo fue una buena estrategia?

– No puedo calificar el trabajo de los destacados colegas que llevan esa defensa. Ellos hicieron valer sus argumentos y estrategia y el TER falló en contra.

– ¿Se trató de una fórmula para ganar más tiempo?

– No lo sé. He oído que buscan apurar al máximo el procedimiento antes de la próxima época de elecciones.

– ¿Cómo ve de complicada o no la etapa de pruebas que se avecina? ¿Cree que con fallo en primera instancia y todo, un fallo definitivo en el TRICEL se conozca después de las elecciones?

– Serán audiencias extensas y batalladas por lo que se ve. Puede que se extienda más de lo pensado y se tope con el próximo periodo eleccionario.

– ¿Qué estrategia de defensa habría usado usted para evitar que la acusación siga avanzando, considerando el triunfo que tuvo con Castro?

– No puedo responder esa pregunta, dadas mis respuestas previas. No conduzco esa defensa.

– ¿Cuáles fueron los errores de la defensa de Reginato, que la hicieron perder esta primera batalla en el TER?

– Reitero, en los asuntos legales suelen haber varias opiniones y los jueces tienen las suyas. Se llaman sentencias y hay que respetarlas.

«El Poder Judicial merece el mayor respeto de todos quienes acudimos a los jueces para resolver civilizadamente nuestros conflictos, y por eso la dignidad de los magistrados es tan importante»

«Esperamos un rol más decidido de parte de la defensa del señor Marín, más allá de las intenciones, la fiscalía debe darle su mejor esfuerzo a las víctimas. En el actual estado de cosas las víctimas no soportarían un nuevo desamparo»

Fuente: El Mercurio