Valparaíso - (56) 32 2231080 - (56) 32 2256926 Santiago: (56) 2 24896000 - (56) 24896009 info@mbcia.cl

Consultado por el diario La Segunda, el abogado penalista Juan Carlos Manríquez explicó la importancia de establecer la fecha de inicio los ilícitos, porque determina, por una parte, cuál es el tribunal y fiscalía competentes.

En total son dos las autodenuncias que —hasta ahora— presentó Francisco Frei Ruiz-Tagle a la Fiscalía Centro Norte. A la primera, de fecha 16 de agosto, se suma una presentada el martes recién pasado (27 de agosto).
Ambas acciones habrían sido sugeridas por el abogado Luciano Fouillioux, quien no ha tomado ni tomará la representación oficial del caso. De ahí, que ambos escritos, no estén suscritos por un abogado y solo estén firmados por el hermano del expresidente.

De hecho, justamente Francisco se encuentra buscando una defensa, pues no se concretó que asumiera Mauricio Daza cuyo nombre inicialmente se vinculó a este rol.

La investigación que lleva el fiscal adjunto Francisco Jacir aún está en una etapa inicial. Si bien se incautó documentación en seis allanamientos (oficinas y bodegas y a las residencias de Francisco Frei y su contadora), las autodenuncias eran generales y no incluyeron detalles.

Sin embargo, independiente de la investigación, analistas y abogados ya plantean, al menos, cinco interrogantes del caso.

1. ¿Cuánto sabía Eduardo Frei?
Max Colodro, académico de la UAI, recalca que esa pregunta es inevitable. “Pienso que para mucha gente, cuesta mucho imaginarse que el hermano de mayor confianza de Eduardo haya falsificado su firma y sobre todo haya falsificado su huella digital. Queda la duda de si él no tenía ningún conocimiento y de si el hermano está aquí asumiendo responsabilidades para que el expresidente no se vea afectado”, comenta.

Lo mismo advierte Mauricio Morales, académico de la U. de Talca y cercano a la DC, quien plantea que “llama la atención la facilidad con que se falsificó la firma de un expresidente de la República, además de las huellas dactilares. Francisco Frei no actuó solo. Es cierto que se culpó, pero claro está que no es fácil falsificar estos instrumentos”.

2. ¿Daña el prestigio de los Frei?
Aunque no es la primera vez que la familia Frei se ve enfrentada a divisiones internas, a juicio de Felipe Edwards, socio de Azerta, este caso podría tener un impacto negativo en la reputación del clan. “El apellido Frei es una marca importante por la historia (…) Si uno lo lleva a otras familias políticas conocidas del mundo, como los Kennedy, comparte que son queridas por la sociedad, pero que ya hacen noticias por hechos distintos a la política, como conflictos y rencillas”, dice.

Colodro considera que “hay un impacto en el sentido de que esto viene a reafirmar un cierto sentir de que las personas vinculadas a la política están asociadas a algún tipo de irregularidades, en el mundo de la administración de sus patrimonios, de sus negocios, a tráfico de influencias”.

El caso, complementa Colodro, también podría abrir dudas respecto de lo que ha estado haciendo Eduardo Frei, en su calidad de embajador ante el Asia Pacífico, y de la gestión de Francisco como director de TVN.

3. ¿Cuál es el monto involucrado?
“Me quedan muchas dudas respecto de la magnitud del caso”, dice Edwards, respecto a los montos involucrados. Lo mismo opina Morales. “Me llaman la atención los montos y que nadie se haya percatado.
En su autodenuncia, Francisco Frei asumió que adeuda pagos distintos factoring por $538,6 millones. Sin embargo, se dice que el número de esas firmas que tienen negocios con el hermano del expresidente o con alguna de sus empresas es mayor y que el monto involucrado podría llegar incluso a los $2 mil millones.

4. ¿Cuándo comenzaron y se supieron los hechos?
Según la versión que trascendió a los medios, los Frei Larraechea se enteraron de este asunto por el contacto de uno de los acreedores que pedía el pago de la deuda. Inmediatamente decidieron sacar a Francisco Frei de la gerencia general de Saturno y nombrar en su reemplazo —el 30 de julio— a las hijas de Eduardo.

Luego de esas medidas administrativas fueron en la búsqueda de un abogado y contactaron a Alejandro Laura, socio de Pedro Yaconi (pareja de Magdalena Frei) en el estudio de abogados YLMV, y luego al penalista Juan Domingo Acosta.

No obstante, aún se desconoce la fecha en que habrían comenzado los presuntos ilícitos.

Según el abogado penalista Juan Carlos Manríquez, la fecha de inicio de estas conductas es importante, porque determina, por una parte, cuál es el tribunal y fiscalía competentes.

Explica que si la conducta de apoderamiento o de distracción de dinero se ha mantenido en el tiempo, y se comenzó a cometer antes de la ley que tipificó la administración desleal, se podría considerar un solo delito continuado y no delito reiterado.

5. ¿Hasta dónde pueden llegar las responsabilidades?
Manríquez explica que es necesario determinar la existencia o no de “murallas chinas” al interior de las empresas involucradas, es decir, si por ejemplo, quien se autodenunció se protegió de que los demás socios no pudieran ver lo que él hacía, por una parte; y por otra, descartar que en las potenciales víctimas no exista lo que se llama una “ceguera autoprovocada”, porque podría considerarse que el que se ciega voluntariamente es, al menos, un cómplice. Eso se conoce como “irresponsabilidad organizada”, dice.

El abogado penalista Gabriel Zaliasnik, en tanto, agrega que otro factor que determinará el alcance de las responsabilidades es si existió o no el delito de falsificación de instrumento privado mercantil. “Desconozco los detalles, pero puede ser que no haya habido falsificación de huella digital, es muy habitual la práctica de dejar hojas con firma y huella cuando se otorga un poder, y en ese caso puede haber un mal uso de la firma y la huella”, explica Zaliasnik, quien añade que “la autodenuncia en sí misma no protege ni a Francisco ni a Eduardo, es un ejercicio que se hace muy ocasionalmente para anticipar un eventual escenario”.

Fuente: La Segunda