Valparaíso - (56) 32 2231080 - (56) 32 2256926 Santiago: (56) 2 24896000 - (56) 24896009 info@mbcia.cl
La Oficina Europea de Policía advirtió que, en el escenario de crisis sanitaria global que vivimos, se multiplicarán los ciberataques. Asimismo, detectó cuáles serían las vulnerabilidades explotadas por los cibercriminales y prevé incrementos en los precios de los bienes ilícitos. En Chile, el sistema lanzado por el Registro Civil para obtener la clave única, evidenció su actual vulnerabilidad.
El teletrabajo y uso de la tecnología es el factor común que a nivel mundial se comenzó a utilizar, en el marco de la pandemia tras la propagación del Covid-19.

En este escenario, según explica el abogado penalista y miembro de la red internacional Privacy Rules, Juan Carlos Manríquez, se ha podido advertir un aumento progresivo de ciberataques, siendo éste un momento propicio para hackeos y suplantaciones.

“Fue la propia Europol la que recientemente publicó hace pocos días una advertencia general para la Unión Europea en la que describe un listado de los ciberdelitos más comunes que se han podido detectar durante los últimos días de la crisis provocada por el coronavirus”, explica.

“Dentro de ellos, se anotan los fraudes informáticos, por ejemplo, la falsificación de órdenes de compra, de pedidos de mascarillas, alcohol gel u otro tipo de elementos médicos que nunca van a ser entregados; o van a ser comerciados a terceros a través del mercado negro e incluso, comercializados a la espera de transferencias electrónicas de productos que nunca serán enviados”, detalla el penalista, socio del estudio de abogados MBCIA.

En la misma línea, advierte que en este momento de crisis “los delincuentes han perfeccionado sus técnicas de fraude o estafas”, aludiendo a las suplantaciones, ataques phishing y el robo de claves o de datos.

“Es muy importante tener en cuenta que, en una situación de excepción, la ciberdelincuencia trasnacional y global logra detectar los miedos y los riesgos de ciberseguridad de empresas, personas, gobiernos y conglomerados empresariales, incluso, desarrollados, encontrando la ventana para poder cometer estos delitos de mayor sofisticación”, asegura Manríquez, enfatizando que “la necesidad de las personas de darle movimiento a las empresas y mantener el flujo de negocios internacionales, es el caldo de cultivo del cual los ciberdelincuentes se aprovechan para cometer estos delitos.

Una herramienta sencilla es usar el icono “candado” junto a los motores de búsqueda antes de entrar a un sitio o usar antivirus para detectar sitios inseguros y evitar acceder a ellos.

Situación en Chile

En esta misma línea, explica Juan Carlos Manríquez, se puede abordar lo que ocurrió en el país luego que surgiera la necesidad de obtener permisos temporales o salvoconductos  para quienes se encuentran con prohibición de circular libremente o bajo la medida de cuarentena obligatoria total, utilizando la clave única que otorga el registro civil a cada ciudadano asociada a su rut.

“Luego de las aglomeraciones y la dificultad práctica para obtenerla, se liberó de la obligación de comparecer personalmente y entonces se habilitaron canales digitales para obtenerla a través de internet. Y para facilitar esta situación, se otorgó la posibilidad de lograrla a través de reconocimiento facial. Pero esta técnica no ha estado exenta de críticas. Tal ha sido el caso de la experiencia de la Policía Metropolitana de Londres, que da cuenta de su alto grado o posibilidad de error o sesgo de prejuicio con personas en movimiento o ambientes abiertos, aun cuando se utiliza la tecnología en la situación 1:N, es decir,  los datos personales de la persona a identificar se comparan con los datos de otras personas almacenados en la misma base de datos o posiblemente otras bases de datos vinculadas”.

“Es altamente confiable cuando se utiliza 1: 1, esto es, un elemento verificador a una persona en el que los datos biométricos se utilizan para certificar la identidad mediante la comparación de los datos que proporciona con los datos pregrabados de la persona que dice ser. Sin embargo, se ha alertado recientemente que el reconocimiento facial puede significar un riesgo enorme al poder –todavía- ser burlado. Tal es el caso denunciado respecto al uso de la imagen del conocido periodista Daniel Matamala, pues otro usuario pudo obtener el código para establecer la clave única del profesional usando solo una foto suya y su rut hallado en internet”, detalla.

Y recalca que “esta situación debe ser abordada, resuelta y mejorada”. “La ciberseguriad es indispensable en tiempos de crisis y si estas herramientas no se perfeccionan, pueden permitir el robo de información sensible, personal y el apoderamiento de datos o dinero de un número considerable de personas”, puntualiza.

 

fra-2019-facial-recognition-technology-focus-paper