Valparaíso - (56) 32 2231080 - (56) 32 2256926 Santiago: (56) 2 24896000 - (56) 24896009 info@mbcia.cl

De acuerdo a la Unidad de Análisis Financiero, en contexto de pandemia por COVID-19, se destaca que los sujetos obligados. Enviaron 3.013 reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) a la UAF, 649 más que en enero-junio de 2019. “Este fenómeno ya no se encuentra sólo asociado al tráfico de drogas, precursores de armas o elementos vinculados a ellas, sino que se ha expandido desde las modificaciones a la Ley Nº 20.393 sobre responsabilidad penal de la persona jurídica a la ley de pesca y acuicultura, y también a las reglas del Artículo 318 bis y ter del Código Penal, en el contexto de pandemia”, dijo al respecto el abogado y director de Compliance Academy, Juan Carlos Manríquez.

Un alza de 27,45% anual registraron los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) de lavado de activos y/o financiamiento del terrorismo recibidos por la Unidad de Análisis Financiero (UAF) durante el primer semestre de 2020.

Así se desprende de la Serie Estadística del Servicio, que muestra que, en la primera mitad del año, los sujetos obligados, esto es, 38 actividades económicas y todo el sector público, enviaron 3.013 ROS a la UAF, que se comparan con los 2.364 ROS remitidos en enero-junio de 2019.

Al respecto, el abogado Juan Carlos Manríquez, director de Compliance Academy, detalló que “el subsistema combinado de definición y prevención de lavado de activos, proveniente de los más diversos ilícitos base -tanto en su aspecto pre penal, esto es de carácter administrativo, a cargo de la Unidad de Análisis Financiero, como en su etapa penal, a cargo de las fiscalías especializadas del Ministerio Público, particularmente la ULDECO, que opera por medio de brigadas especializadas tanto en la fiscalía como a través de la policía de investigaciones y la policía uniformada- configuran la necesidad de los abogados, defensores, fiscales de empresas, fiscales del Ministerio Público, docentes y estudiantes de último grado, de conocer y actualizarse en esta muy interesante variante del derecho penal económico moderno”.

“Este fenómeno ya no se encuentra sólo asociado al tráfico de drogas, precursores de armas o elementos vinculados a ellas, sino que se ha expandido desde las modificaciones a la Ley Nº 20.393 sobre responsabilidad penal de la persona jurídica a la ley de pesca y acuicultura, y también a las reglas del Artículo 318 bis y ter del Código Penal, en el contexto de pandemia; a la potencial responsabilidad penal de las empresas y al deber de sus directivos, gerentes o administradores, de contar con modelos de prevención eficientes y saber gestionarlos a fin de cumplir con los principios esenciales del compliance corporativo”, agregó Manríquez.

Y recalcó que “en Compliance Academy hemos desarrollado un programa esencialmente profesionalizante de certificación, que permite a todas aquellas personas que quieren ser actores relevantes del sistema, bien sea trabajando en alguna de las varias instituciones que pueden llegar a ser sujetos obligados, como bancos, instituciones financieras, notarías hipódromos, casinos, etc., o en el sistema público o privado, para poder adquirir los conocimientos, competencias y destrezas que les habiliten a desempeñarse como oficiales de cumplimiento, asistentes de los mismos, asistentes de fiscal o asesores al interior de las empresas”.

“Todo ello, para gestionar de manera colaborativa y eficaz las reglas y principios de la prevención, a fin de evitar que sus organizaciones puedan ser víctimas de sujetos o instrumentos de algunas de las formas de lavado de activos”, puntualizó.

De acuerdo a las cifras, se observa que, en marzo-junio de 2020, meses de pleno desarrollo de la pandemia en el país, la UAF recibió 2.223 reportes ROS, un 44,63% más que en igual lapso de 2019, destacando los bancos, con el envío de 510 ROS más que en el segundo trimestre del año pasado, las AFP (+316 ROS) y las corredoras de bolsas de valores (+84 ROS).

En contraste, los sectores que más redujeron su reporte de operaciones sospechosas a la UAF fueron los casinos (-262 ROS), empresas de transferencia de dinero (-32 ROS) y casas de cambio (-31 ROS).